BELLEZA CAPILAR: 14 MITOS DEL TINTE POR AQUARELA PELUQUEROS

jueves, marzo 31, 2016

Buenas Secret Adict@s,

Las mujeres y cada vez más los hombres nos cuidamos más. Estamos más pendientes de nosotros, de nuestras necesidades y no sólo en lo que respecta a nuestra piel, si no también al pelo. Cada vez nos preocupa más, que esté bonito, que esté bien hidratado, cuidado, que tenga luz y como no, hacer desaparecer durante un tiempo a esas malditas canas, que por mucho que queramos, no podemos evitar que nos salgan.

Cada vez que nos salen decimos, 'hay que echarse el tinte ya'. Hoy os traigo 14 mitos del tinte y qué mejor para explicarlos que de la mano de AQUARELA PELUQUEROS, primera peluquería de referencia en España en trabajar con el alisado brasileño original de Brasil y como no mi peluquería de confianza, porque gracias a Valeria y sus chicas han conseguido recuperar mi cabello, que lo tenía apagado después del parto. ¡Mi cabello está en sus manos!




Y es que las todo ha cambiado, ha evolucionado. El echarse el tinte no viene desde hace unos años, al contrario. Ya se usaba hace miles de años, cuando  los egipcios  usaban el henna, cenizas y plantas para cambiar el color del pelo.

Durante el siglo XX aparecieron los colorantes sintéticos lo que supuso una gran revolución. Hoy en día, los avances científicos se centran en encontrar sustitutos para estos compuestos y así conseguir una coloración más natural. ¿La promesa? Productos con menos química en su composición, respetuosos con el medio ambiente y capaces de mejorar la calidad del cabello a la vez que consiguen un teñido más efectivo y duradero, según Fran Alemany. Mientras soñamos con un futuro ideal, saber a qué nos enfrentamos cuando nos ponemos a merced de un tinte es la clave del éxito… y de una melena perfecta. 

1. TODOS LOS TINTES SON IGUALES. (FALSO)

Existen tres tipos de coloración cada una determinada por la duración de sus resultados. 

La temporal, o tono sobre tono, aporta color mediante moléculas pigmentadas que se adhieren al exterior del cabello. 

La semipermanente que no contiene peróxido ni amoniaco (o lo incluyen en cantidades muy bajas), penetra en la zona superficial del tallo capilar. 

La permanente que contiene un agente oxidante (amoniaco o un sustituto), penetra en el interior de la fibra capilar y retira el pigmento natural de cabello (la melanina), lo que permite que el color se fije de forma definitiva.

2. NINGÚN PRODUCTO ALARGA EL COLOR. (FALSO)

Los productos específicos para pelo teñido están formulados para proporcionar al cabello los nutrientes y el acondicionamiento que necesita para preservar su salud frente a las agresiones de la coloración. Esta idea se basa en que un pelo sano, sin puntas abiertas ni porosidades, es más difícil que las partículas de color se escapen. A lo que añadiendo un champú sin sal o con P.H neutro el color se alargará. 

3. ES POSIBLE CONSEGUIR GRANDES CAMBIOS CON TINTES NATURALES. (FALSO)

En absoluto. Debido a que su composición, que generalmente excluye el amoniaco, contiene un porcentaje mínimo de agentes oxidantes, lo que desencadena en un poder de coloración menor. Para las mujeres con canas muy duras es imposible cubrir las canas con un tinte natural.

4. EL RUBIO DISIMULA MEJOR LAS CANAS. (VERDADERO) 

Es el color más demandado entre las españolas –dos de cada tres mujeres son rubias gracias al tinte y gana adeptas con la edad,entre 20 y 30 años, el 77% de las mujeres elige este color, y a partir de los 40 la cifra asciende al 94%. La razón: las canas se difuminan mejor, el efecto raíz no es tan evidente como con el moreno o el castaño, y las tonalidades más claras suavizan los rasgos de la edad a la vez que aportan luz al rostro.




5. YA LOS HAY 100% NATURALES. (FALSO) 

Es imposible desarrollar un tinte efectivo sin ningún componente químico, por lo que en dicho caso los naturales remplazan un número de estos agentes sintéticos por otros de origen natural, principalmente aceites y extractos vegetales, pero eso no significa que sus formulaciones estén libres de ingredientes químicos. El único tinte totalmente natural que existe hoy en el mercado es la henna, pero la variedad de color es muy limitado y desaparece a los pocos lavados.

6. ABUSAR DEL TEÑIDO PRODUCE ALOPECIA. (FALSO) 

Desde la Dirección Científica de L’Oreal España, Cristina Biurrún afirma que «no se tiene constancia de ninguna relación entre tinte y caída». Lo que sí se puede producir es un debilitamiento de la fibra capilar. «La utilización repetida de tintes, sobre todo los que conllevan decoloración, altera las propiedades fisioquímicas del cabello, y lo vuelven más débil y quebradizo, por lo que se rompe con mayor facilidad», explica el dermatólogo Eduardo López-Bran, del Instituto Médico Estético de Madrid. Es esa rotura la que provoca la pérdida de volumen, pero no una caída desde la raíz.

7. EL LIMÓN ACLARA PERO NO AGREDE. (FALSO) 

Los remedios caseros son más engañosos de lo que parecen y hay que tener un especial cuidado con ellos. Algunos contienen ácidos que se consideran naturales como el caso del LIMÓN pero que pueden producir reacciones alérgicas al cuero cabelludo y reacciones químicas igual que los compuestos de laboratorio. Aplicado al pelo, sí consiguen aclararlo pero el daño en la cutícula es muy agresivo. Las puntas se abren, el pelo empieza a romperse y la textura es de un pelo seco.

8. AMONIACO: LO MÁS DAÑINO DEL MUNDO. (FALSO)

Esta es la parte que más me gusta opinar. Si bien es cierto que a mayor cantidad de amoniaco, mayor poder de oxidación –y, por tanto, más daño para el cabello– la acción nociva de un tinte no puede achacarse a un solo ingrediente ya que hay otros componentes que resultan igual de agresivos. Al combinarse con agua oxigenada, el amoniaco aumenta la porosidad del cabello para que los pigmentos del tinte penetren y se adhieran en el interior de la fibra capilar. Así se consigue una alteración del color permanente. Pero lo peor no es el tinte en sí,  ya que a día de hoy,  hay otros ingredientes de origen vegetal y mineral que ayuda a evitar el daño en el pelo. Lo peor está en la falta de cuidados en el pelo después de cada sesión de tinte. Muchas veces la propia persona es el enemigo de su propio pelo, al no hidratarlo, no añadirle aceites y  no aclararlo en agua templada.




9. SE TIÑE MEJOR EN EL PELO SUCIO. (VERDADERO)

Los aceites naturales del cabello ayudan a que los pigmentos de color se adhieran a la fibra capilar. Con el cabello limpio el cuero cabelludo está más desprotegido, por lo que se presenta más sensibilizado ante las posibles irritaciones que puede producir el tinte.

10.  EL TINTE SEMIPERMANENTE ES MEJOR QUE EL PERMANENTE. (FALSO) 

La gente confunde pensando que los tintes semipermantentes son más suaves y dañan menos el pelo lo que es falso. La coloración permanente daña menos el pelo porque solo se hace una vez y se retoca la raíz a medida que crece. Ya que en dicho caso el tinte semipermanente se aplica en todo el pelo una y otra vez. A  la larga, el semi daña más que el permanente.

11. EL ANTICASPA BORRA EL COLOR. (VERDADERO) 

Este tipo de champús necesita un mayor poder de arrastre para retirar las partículas de caspa que quedan por la descamación del cuero cabelludo, lo que  acelera la decoloración del tinte. 

12. EL TINTE CASERO ES IGUAL QUE EL DE LA PELUQUERÍA. (FALSO) 

Sus composiciones son completamente diferentes, sobre todo, en lo que a los agentes oxidantes se refiere. Las versiones caseras son más sencillas y su poder para alterar el color es menor y la mayoría no cubre bien el pelo extremamente canoso, dejándolos con dos o hasta 3 tonos menos que el deseado.

13.  DURANTE EL EMBARAZO HAY QUE EVITARLO. (FALSO) 

Los fabricantes advierten sobre el uso de tintes cuando se está embarazada y en periodo de lactancia, y aconsejan realizar un test de sensibilidad 48 horas antes. Dado que la superficie de aplicación es pequeña y la penetración de los componentes a través de la piel es muy escasa, en condiciones normales su uso no alcanzaría las dosis necesarias para que pudiese producir una transmisión que supusiese un riesgo para el feto. 

14. EL COLOR ROJO DESAPARECE ANTES. (VERDADERO) 

Es tendencia, pero exige más atenciones. La razón: las moléculas que forman los colores rojizos son más grandes, por lo que se desvanecen con mayor facilidad. Son colores sintéticos y el pelo acepta peor los pigmentos fantasías como los rojos, berenjenas, dorados… Debido al tamaño de sus partículas, no penetran tan profundamente en la hebra capilar y es más fácil eliminarlos con el lavado, el uso de planchas y secadores o la exposición a agentes externos como el cloro y el sol. Usar champús sin sal o con pH neutro específicos para pelo teñido es esencial para mantener su intensidad.

Muchos de estos mitos no pasaban de leyendas urbanas o especulaciones que nos hacen tener miedo al tinte, cuando la verdad, es que la falta de información y la falta de cuidados es lo que perjudica realmente el pelo.





Muchas gracias por los comentarios :).

Image and video hosting by TinyPic


              Sígueme en FacebookTwitter e Instagram





















You Might Also Like

1 comentarios

  1. Pues yo tengo un problema con mis raíces, me empeño en que me pongo rubio ceniza y a los dos lavados lo tengo en un tono rojizo y no hay forma, no sé si pedir un castaño...

    http://mysecretshopping.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Quizás te interese también:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...