DEJÁTE SEDUCIR CON LANCÔME

lunes, julio 10, 2017

Buenas Secret Adict@s,

Verano, verano, verano, te espera la playa y el sol..... ¡Cómo nos gusta esta estación! Si estuviera los 365 días del año mejor que mejor, porque el sol da alegría, nos motiva, estamos más contentos, somos más felices, nos vemos más guapos y como no, nos dejamos seducir por las firmas, tanto de moda como de belleza, aunque cada vez más no nos resistimos y caemos en la tentación de comprar lo último en maquillaje, en fragancias... Una firma que me encanta y que he utilizado desde hace mucho tiempo es Lancôme.

Me encantan sus fragancias, sus cremas, para mí es una firma que me transmite elegancia, feminidad, delicadeza, calidad, esencia, frescura. Por eso, este verano sumérgete al universo Ô de Lancome. Tres fragancias suntuosas y refrescantes: limón, jazmín y madreselva revitalizante; rosa mediterránea sensual; y flor de azahar elegante. En verano, no solo el armario te pide un cambio. También tu neceser. Apetecen colores vivos, texturas ligeras, aromas frescos… ¿verdad? Por eso, Lancôme propone tres aguas frescas con notas diferentes para cada ocasión que se preste durante este verano.





Ô DE LANCÔME 

Con Ô de Lancôme experimentarás el frescor en estado puro con un toque sensual. Un Eau de Toilette que engloba la esencia de la ligereza y la alegría de vivir. 

Datos prácticos: 
- Notas de salida: Cítricas y Florales (Limón, Mandarina y Bergamota). 
- Notas de corazón: Jazmín, Madreselva y Acorde Aromático Verde (Albahaca, Romero y Cilantro). 
- Notas de fondo: Musgo del Roble, Sándalo y Vetiver.



Ô D’AZUR 

Ô D’Azur captura la esencia de un evocador atardecer en el Sur de Francia. Una fragancia decididamente fresca y estival que se inspira en la majestuosa Côte d’Azur de la Riviera Francesa. Datos prácticos: 
- Notas de salida: Bergamota de Sicilia, Esencia de Limón de Calabria. 
- Notas de corazón: Rosa de Damasco, Lichi. 
- Notas de fondo: Madera de Sándalo, Almizcle.



Ô DE L’ORANGERIE

 Con Ô de L’orangerie, Lancôme crea una fragancia inspirada en los jardines de naranjos franceses. La protagonista es la flor de azahar combinada con un toque cítrico y un frescor floral de neroli. Una explosión de sensaciones que se revela en torno a notas ricas y preciosas como el aroma efervescente de la cáscara de bergamota, la naranja que da paso al frescor, y se completa con la suavidad de los pétalos de jazmín. Por último, la intensidad de la madera y la suavidad del benjuí realzan la voluptuosidad de la flor de azahar. 
Datos prácticos: 
- Notas de salida: Naranja, Flor de Azahar. 
- Notas de corazón: Nota ozónica, Absoluto de Jazmín. 
- Notas de fondo: Amaderadas Ambarinas, Almizcles.



Para multiplicar la duración de la fragancia, vaporízala a 20 cm de distancia, insistiendo en las zonas más cálidas del cuerpo: los puntos de pulso en las muñecas, detrás de los lóbulos de las orejas y detrás de las rodillas.

Adéntrate en Olympia's Wonderland, no querrás salir de ella :).  Olympia Le-Tan fundó su propia marca en 2009. Su universo de gran colorido destaca por la complicidad de dos opuestos: el lado sexy de las pin-ups de los años 40 y 50, asociado con la ingenuidad de la infancia. Glamurosa y, sin embargo, divertida. 

Su pasión por el bordado, aprendido de su abuela, la llevó a diseñar un accesorio que se convirtió rápidamente en el centro de todas las conversaciones: un bolso minaudière bordado a mano que imita a las portadas de los libros antiguos. Iconos de la moda y actrices célebres cayeron inmediatamente en el hechizo… Y la colección prêt-à-porter que lanzó en 2012 obtuvo el mismo éxito. Aficionada a las barras de labios de color rojo intenso y a las pinturas de uñas atrevidas, Olympia Le-Tan firma para la Lancôme una colección personalizada con sus referencias neo-vintage. Y en la que el protagonismo es para su color fetiche: el rosa, ¡apasionadamente!



Una colección única en perfecta armonía con su tiempo, Olympia’s Wonderland ofrece con atrevimiento tres fuertes declaraciones para los ojos, los labios y la cara. Tres conceptos audaces que evocan las tendencias actuales de Olympia Le-Tan y Lancôme, en su estilo inimitable y propio. En primer lugar, los labios empolvados. Un guiño al look del Hollywood clásico que últimamente está viviendo un importante regreso. 

La diseñadora amante del look vintage, gran admiradora de la barra de labios, no pudo evitar resistirse a la última generación de colores de labios perfeccionados por Lancôme, así como a su textura aterciopelada, increíblemente delicada. ¡El espíritu de los 50 con la tecnología de 2017! Lo mismo ocurre con la mirada de actriz glamurosa que las fashionistas intentan imitar actualmente: Lancôme y Olympia LeTan han interpretado el look a su manera, en una versión burdeos iridiscente especialmente sexy y audaz. 

Y por último, el rosa. El color favorito de Olympia Le-Tan, estrella de los mejores looks de maquillaje de la pasarela, aquí brilla de una manera especial. Alegre, centelleante, luminoso, despierta las mejillas, dándoles un aire baby doll para evocar el universo retro-girly de una creadora que sabe resucitar los looks clásicos como nadie.

Olympia Le-Tan y Lancôme desvelan un objeto de coleccionista increíblemente deseable: la primera palette de maquillaje que imita perfectamente a los minaudières en forma de libro de la diseñadora. Igual que los bolsos de mano en los que se inspira, esta palette única está adornada con bordados de algodón, simbolizando la portada de un libro antiguo. 

Un libro imaginario, en realidad. ¿Su título? «Olympia’s Wonderland», por supuesto. ¿Su dibujo? El emblemático ángel de la colección en una nube, hojeando una novela mientras vuelan las páginas a su alrededor. ¿Y los colores? Rosa y más rosa, el color fetiche de Olympia Le-Tan, en un sutil arcoíris de tonos que van del morado al rojo carmín. 

En un último toque de sofisticación, los bordes están destacados en dorado, como las obras más preciosas de la literatura. En su interior, un colorete, una sombra de ojos y unas barras de labios nos transportan al glamour de los 50 con un giro ultra-contemporáneo. Un importante detalle a destacar: cada uno de estos tonos es una versión actualizada de los colores elegidos por Olympia Le-Tan entre los archivos de Lancôme. Llevan, por tanto, su nombre y su fecha original.

Para los ojos, cuatro sombras se unen para crear un smoky eye color ciruela con toques metálicos: Gris Argent 1988, un color acero reluciente, Brun Nacré 1965, un topo ligeramente iridiscente, Paradis 1956, un burdeos profundo, y Nommé Désir 1971, un tenue blanco. Hay cierto matiz retro en esa palette, pero con una textura de última generación. Estas sombras cremosas y altamente pigmentadas se funden en el párpado y garantizan un look intenso de larga duración. 

Para las mejillas… por supuesto, ¡el rosa! Un colorete, adornado con un lazo inspirado en una polvera de 1950 de Lancôme, extiende en la piel sus pigmentos hot pink para crear el rubor delicado y resplandeciente de una baby-doll moderna… ¡Irresistible! 

Y por último, los labios son el centro de todas las miradas. Sobre una base universal fijadora de color se superponen cuatro lip powders: tonos de labios que reinventan el efecto empolvado de antaño gracias a una textura aterciopelada y luminosa. ¿Los colores? El violeta frio de Rouge de Rose 1955, el rosa vintage de Couture 1962, el cereza de Anémone 1959, y el rojo resplandeciente… Olympia 1980, auténtica declaración de belleza y estilo. Evidentemente. 

Olympia Le-Tan reinterpreta L’Absolu Rouge, la barra de labios de culto de Lancôme debido a la riqueza de sus pigmentos, su textura cremosa, su larga duración, su delicado perfume de rosa y su confort divino. En primer lugar, el pack de coleccionista está grabado con unos labios y la firma “Olympia xxx”, como un beso de la diseñadora dedicado para ti. Pero el detalle más ideal está en la tapa que tiene (y esto jamás se ha visto) la forma de unos labios que esperan ser besados. Suficiente para hacer de L’Absolu Rouge Le Bison el nuevo objeto de deseo de todas las fashionistas…





Existe un romance entre Olympia Le-Tan y Monsieur Big, la nueva y prodigiosa máscara de pestañas de Lancôme. La diseñadora confirma su flechazo revistiendo el estuche a su manera, llenándolo de corazones, gafas y libros. Mejor aún, ha creado una hoja de 10 pegatinas para que cada mujer pueda customizar su Monsieur Big como quiera. Además de este nuevo look, nada de lo que amamos de Monsieur Big ha cambiado: conserva su pincel separador cero defectos, su color negro vertiginoso y su fórmula ultra-revestimiento que promete multiplicar el volumen de las pestañas hasta 12 veces… ¡Impresionante!



Sublimar la piel con un velo de pura luz. Esa es la magia de Cushion Highlighter, el iluminador de última generación, ideal para esculpir el rostro con un efecto strobbing chic. Bajo la tutela de Olympia Le-Tan, este brillante producto cambia de look, ya que el icónico ángel de la colección aparece en su estuche en una versión bordada. Soñando, con los codos apoyados en una nube…



Para perfeccionar el smoky eye ligeramente iridiscente de la colección y combinarlo con los colores de las lacas de uñas (a continuación), Lancôme reinterpreta Artliner, su imbatible eye liner que une el color intenso y la precisión caligráfica. Para esta edición limitada, Artliner se presenta en tres nuevos tonos metálicos inspirados en la herencia de Lancôme: Insoupçonnable, un morado salpicado con finas partículas doradas; Moderato, un oro blanco brillante; y Bleu, que no es el cualquier azul, sino un tono cobalto infundido con brillos plateados.





Como apasionada del estilo chic divertido, a Olympia Le-Tan le encantó Matte Shaker de Lancôme, un producto de labios versátil con una aplicación divertida y adictiva. ¡Agita y aplica! La emulsión invertida de Matte Shaker se mezcla e impregna su aplicador cushion con la justa dosis de producto. En los labios, una capa dos veces más fina e intensamente pigmentada que una barra de labios clásica. La sorpresa de una sensación segunda piel unida a una cobertura de larga duración. Para esta colección, tres colores históricos de Lancôme son reinterpretados en la textura mate, pero ultra luminosa de Matte Shaker: el burdeos intenso Rouge Profond 1988, el morado Insoupçonnable 1976 y, por supuesto, el alegre naranja rojo Olympia 1980.

Siempre tan brillante, de larga duración y sencillísimo de aplicar, Le Vernis Lancôme juega al mix&match con los tres tonos de Artliner de la colección: se presenta en versión azul acero (Bleu, 1975), un llamativo violeta (Insoupçonnable, 1976) y marron glacé (Moderato, 1967). A esto se añade un cuarto color indispensable: un carmín impactante (Cardinal, 1969), para coordinar, ¿por qué no?, con una de las barras de labios rojas de la línea. Combina tus uñas con tus ojos o tus labios. Olympia Le-Tan te ofrece mezclas coloridas para divertirte con su espíritu vintage.

¡Alerta de amor a primera vista! Para completar los cuatro tonos de lacas de uñas de la colección, Olympia Le-Tan ha creado este topcoat bautizado con el bonito nombre de Amour: una fórmula traslúcida con brillos en forma de corazón que cubre las uñas con una constelación de estrellas en una sola aplicación. Lovely.










El must-have en esta colección, el alegre colorete rosa de la palette Olympia’s Wonderland, consigue las mejillas sonrosadas que tanto le gustan a la diseñadora. Los dos tonos marrón y morado se combinan con un suave smoky eye: el delicado marrón Brun Nacré 1965, aplicado como un halo ligero en el párpado, mientras que el burdeos Paradis destaca los ojos utilizado como un eye liner. El toque final viene con el volumen XXL de la máscara de pestañas Monsieur Big. Los labios se maquillan con L’Absolu Rouge Le Bisou Rouge de Rose 1955, y se fijan con un velo de labios empolvados Olympia 1980. Un toque de polvos Couture 1962 ilumina el centro de la boca, creando unos labios irresistibles…

El colorete de la palette Olympia’s Wonderland se combina con el Cushion Highlighter: las mejillas adquieren una tonalidad rosa fresco, sublimadas por el efecto sculpting de unos toques de luz bien colocados. En los párpados, el marrón Brun Nacré 1965 sirve de base a un smoky eye muy sofisticado y se funde con el burdeos Paradis 1956 para alargar la mirada. Y es la máscara Monsiur Big la que aporta el toque final, intensificando desmesuradamente la línea de las pestañas. Por último, los labios se visten con el rojo deslumbrante del empolvado Anémone 1959, cuya luminosidad se maximiza con la base aplicada antes. Resplandeciente.






"Chic con un twist, esa es la esencia de la noche de París". Así presenta Caroline De Maigret Midnight in Paris, una pallette de edición limitada, una versión de noche de Mes Incontournables de Parisienne.

Tres secretos que inspiraron el mundo descrito en su libro “How to Be a Parisian Wherever You Are”, y que comprimió en un estuche de maquillaje ultra estiloso en Otoño de 2015: la palette Mes Incontournables de Parisienne. Unió todos los esenciales de maquillaje de la mujer parisina en una cartera chic y ultra deseable en forma de cuaderno. Desde el marrón al burdeos, los colores cálidos y estilosos se declinaban en una gama de texturas para aplicar con pincel o con los dedos, consiguiendo efectos tan sofisticados como naturales. Un estuche ideal para retoques effortless a lo largo del día. El sello de Caroline de Maigret.



El secreto de este objeto de belleza está bien guardado. En el interior de este estuche metálico plateado y adornado con un lazo azul oscuro, se combinan todos los esenciales de belleza que una parisina puede necesitar durante la noche: un colorete rosa suave para unas mejillas sutiles y esculpidas; cuatro tonos de sombras de ojos para un look de femme fatale, desde el azul al gris, o del plata brillante al negro profundo; un iluminador para avivar y refrescar el look; tres sombras para cejas o liners para intensificar la mirada; dos pinceles finos y un espejo para poder perfeccionar el maquillaje de arriba a abajo. 

¿El consejo rock&chic de Caroline de Maigret? Nos revela: "¿Mi truco de maquillaje preferido para esta pallette? Mmm… Aplicar el iluminador en los párpados para un efecto de brillo intenso. Le darás una vibración hipnótica inmediata a la mirada”.

PARIS LA NUIT EN TRES LOOKS

Champs-Elysées. 00.00: Suit up for a smoky blue El comienzo de la noche requiere un look atemporal: el esmoquin azul con contrastes satinados es lo último. Y, como las mujeres parisinas siempre mantienen un aire misterioso, el smoky blue resulta suave y difuminado, ligeramente gris. 


Saint-Germain-des-Près.03.00: Sophisticated hazy blue Es hora de dejarse llevar, sincronizando las lentejuelas de un look rock con un smoky intenso. ¿El objetivo? Una mirada carbón, sensual e intensa. ¿El proceso? Extender la mirada con varias capas de sombras de ojos azul claro y gris plateado, e iluminar con un toque de iluminador en la esquina de los ojos. 


Pigalle.05.00: Shine with a silver glittery blue Al final de la noche, toca llevar vaqueros, unas sneakers estilosas y el pelo ondulado. El maquillaje debería ser inesperado, con un aire espontáneo e impreciso. ¿Cómo? Utiliza el truco rock&chic de Caroline de Maigret y aplica el iluminador en los párpados para una mirada vibrante y magnética. 







Muchas gracias por los comentarios :).








Image and video hosting by TinyPic

You Might Also Like

0 comentarios

Quizás te interese también:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...