FUNDACIÓN AFFINITY: RESPONSABILIDAD ANIMALES DE COMPAÑÍA #NOSONUNJUGUETE

Buenas Secret Adict@s,

Se acabaron las fiestas, vuelta a la normalidad. Ya tenía ganas, pero más tenía Alejandro de volver a su rutina, ir a la guarde, sus  horarios... porque hay que decirlo, son muchas vacaciones y más cuando son pequeños.

Seguro que os han traído muchas cosas Papá Noel y los Reyes Magos, eso es porque habéis sido buenos jeje. La Navidad es una época muy bonita, que la pasamos en familia y con amigos y el momento "regalos". A veces no sabemos qué elegir ni que pedir y el último recurso que se nos ocurre es una mascota, pero tampoco pensamos que la persona que lo va a recibir le gustan los animales, quiere tenerlo en casa,.... y es que los animales de compañía no son un juguete. Hay que cuidarlos, mimarlos, tienen unas necesidades y hay que estar cono ellos.

Fundación Affinity #NoSonUnJuguete lanzó  esta Navidad pasada su campaña, que hablaba de que 'un ser vivo no debería ser regalado como si fuera un objeto cualquiera y que tiene el objetivo de concienciar en estas fechas sobre las nefastas consecuencias que puede tener regalar animales'.


Según revela un estudio de la Fundación Affinity, casi un 40% de los animales de compañía llegan a los hogares españoles en forma de obsequio . Por ello, Fundación Affinity pretende crear conciencia y
llevar a la reflexión antes de decidirse a compartir la vida con un perro o un gato con el fin de evitar
futuros abandonos.

Para trasladar este mensaje, Fundación Affinity ha creado una historia que ilustra con un tono amable y cercano las luces y sombras de lo que significa convivir con un perro. Según señala Isabel Buil, directora de Fundación Affinity, “queríamos contar una historia que conectara con la gente, que tuviera emoción y que al mismo tiempo llevara a la reflexión a aquellas personas que quizás estén pensando en un cachorro como regalo de Navidad. Convivir con un perro o un gato es una decisión tan importante que nadie más la puede tomar por uno mismo”.

También sabemos que el impulso juega un papel importante en la elección del animal, y es que un 34% de los propietarios españoles confiesa que se dejó llevar por razonamientos emocionales y/o visuales a la hora de decidirse por su perro o gato. En el caso de los niños, aunque el 98% de los niños asegura tener claro que los animales no son juguetes , un 50% de ellos reconoce haber pedido a Papá Noel o a los Reyes Magos un perro o un gato en algún momento de su vida.

Según Isabel Buil, “que nuestros hijos pidan un perro o gato como regalo de Navidad es perfectamente normal pero no quiere decir que tengamos que comprar o adoptar uno automáticamente, sino que tenemos que meditar bien la decisión antes de dar el paso. Probablemente, desvincular esta decisión de una época de regalos y sorpresas como es la Navidad, sea una buena forma de dejar el impulso a un lado”.



¿Pero por qué los niños piden perros y gatos? Según el II Análisis Científico de la Fundación Affinity, que analiza el vínculo entre personas y animales de compañía, para uno de cada dos niños el animal representa, después de sus padres, la principal fuente de apoyo emocional en situaciones de miedo o tristeza. Además, un 60% de los niños asocian a los perros y gatos como compañeros de actividades, es por esto que el 80% de los niños prefiere jugar con ellos antes que con videojuegos.

Fundación Affinity recomienda hacer una reflexión antes de decidirse a compartir la vida con un perro o gato. Para esto es importante cumplir con los siguientes puntos clave para asegurarnos que la relación con ellos será estable y duradera, y no terminarán abandonados ni en centros de acogida:

1. Compromiso. La convivencia con un animal de compañía es a largo plazo y nuestro compromiso con él tiene que ser durante toda la vida del animal, esto es entre 12 años y 15 años de media.

2. Decisión y reflexión. Debemos valorar qué supondrá para nosotros incorporar un animal en nuestras vidas y no dejarnos llevar por un mero impulso inicial sino que la decisión debe ser meditada y consensuada entre todos los miembros de la familia.

3. Aprendizaje e Información. Antes de empezar a vivir con un animal tenemos que conocer y asumir las obligaciones y responsabilidades que ello supone. Del mismo modo, debemos saber qué cuidados necesitará y cuáles serán sus rutinas.



Espero que os haya sido de gran ayuda y muchas gracias por los comentarios :).


Image and video hosting by TinyPic

               Sígueme en FacebookTwitter e Instagram



























1 comentario

  1. Hola, me encanta la campaña, hay que concienciarse que tener un animal no es como tener un peluche, que tiene sus necesidades y sus rutinas.
    Un saludo.

    Kat2katie

    ResponderEliminar

ALPARGATAS VIDORRETA

ALPARGATAS VIDORRETA
COMPRA TUS ALPARGATAS VIDORRETA AQUÍ

Asesoría de Imagen

Salud con Boiron

Mima tu cabello

Tratamientos capilares

Promociona tu marca con FlexiblePlaces

Di la hora con Button Watch

Mis pequeños secretos