FALSOS MITOS DE LA ALIMENTACIÓN INFANTIL, DE LA MANO DE NUTRIBÉN

martes, mayo 22, 2018

Buenas Secret Adict@s,

Fijaros cómo es el mundo que hasta que una no es madre no sé da cuenta de muchas cosas y es normal, porque todo gira alrededor del hijo y nuestro cerebro pasa de tener el 100% de la responsabilidad en nuestro hijo, que todo esté bien, que esté bien alimentado,bien cuidado y el resto pasa a un segundo plano.

Tengo que reconocer que el tema de las comidas siempre me ha llamado la atención y desde que soy madre más, porque antes no miraba tanto todo, pero ahora sí. 
Cuando empecé a darle purés a Alejandro siempre se los hacía en casa, yo he sido de comida casera, pero empecé a darle algún potito que otro cuando veía que salíamos mucho a comer o cenar y sinceramente, es un lujo el poder llevarte el potito y que te lo calienten en el restaurante o donde vayas. Al principio no le gustaba a Alejandro, no sé si por el sabor o por la textura, pero llegó un día y dijo que sí, así que de vez en cuando iba alternando.

Ahora el tema de la alimentación infantil está a la orden del día y se hace mucho hincapié en que no lleve aceite de palma, ni sal ni azúcares añadidos y me parece una buena opción, porque la obesidad empieza desde muy pequeños y si podemos evitar que lo tomen mucho mejor. 

El 'error' que cometí y que si tengo otro no lo voy a hacer, es ponerle un poquito de sal a los purés. Esto empecé a hacerlo cuando el peque tenía unos 15-18 meses, no me acuerdo muy bien, pero sal yodada. Ya sabéis, de lo que vemos en internet, que es bueno para el cerebro,..... En fin, no hay que hacerlo, porque los niños comen sin sal ni azúcares, pero como madre primeriza pues caes, pero bueno, que de los errores se aprenden. 

Por eso, cuando me invitaron a la charla de los Falsos Mitos de la Alimentación Infantil de la mano de Nutribén tenía que ir sí o sí, porque quería saber más. La charla fue dada por el Doctor Jorge Martínez Pérez, pediatra adjunto del servicio de gastroenterología y nutrición pediátrica del Hospital Infantil Universitario del Niño Jesús.



1.Los purés hechos en casa son mejores.

Vivimos en una sociedad donde todos vamos corriendo a todos lados y no tenemos casi tiempo. No todo el mundo tiene tiempo de preparar todos los días purés y se ven en la obligación de comprar potitos.

Por normal general, las recetas caseras tienden a llevar cantidades erróneas de nutrientes y vitaminas.Los potitos industriales ayudan a controlar el déficit alimenticio (mayormente de hierro y vitamina D) y el exceso de vitamina A y Zn que se encuentra en los niños.

2.El bebé va a comer mejor si le añadimos sal o azúcar.

Estos dos condimentos están presentes en la mayoría de los alimentos, por lo que deben evitarse o añadirse con mucha precaución. 

El exceso de sal puede ocasionar problemas de tensión arterial, así como un exceso de azúcar puede dar lugar a caries o crear dependencia en bebés el azúcar. Que aporten mejor sabor no quiere decir que sea más natural.

3. Los productos ecológicos no son beneficiosos, solo son más caros.
Su consumo es más una elección ética que nutritiva, ya que contienen los nutrientes, las vitaminas y los minerales necesarios para el ser humano pero sin alteraciones producidas por el ser humano.

Tienen un precio más elevado debido a que son cultivos más reducidos y con mayores cuidados.

4.El puré de fruta casero aporta más vitaminas.

Las técnicas de cocinado de los alimentos, su manipulación, conservación y cambios externos hacen que sufran alteraciones o que pierdan propiedades. Para asegurar el aporte recomendado, la industria enriquece sus productos con vitaminas.




5. "Para que crezca, dale muchas proteínas".

Son vitales para que funcione el organismo pero eso sí, en su justa medida. Se ha estudiado que los niños españoles ingieren más proteína de la que necesitan y de ahí que exista obesidad. 

6."Los niños gorditos están bien alimentados".

Según la OMS, en todo el mundo, el número de lactantes y niños pequeños de 0 a 5 años, que padecen obesidad o sobrepeso alcanzó la cifra de 41 millones en 2016. Desde que son bebés es necesario sentar unas bases de alimentación para evitar este problema.

7. Los alimentos frescos son más nutritivos que congelados.

En España tiramos al día una media de 3,7 millones de kilos de comida. La congelación nos puede ayudar a preservar los alimentos, especialmente cuando está a punto de caducar. Una técnica que no implica pérdidas nutricionales. La cosa es saber cómo congelar. 






Si queréis más información, visitad www.nutriben.es, que encontrarás todas la novedades y disfrutar de las ventajas, ya que se puede unir al Club de Padres y conseguir regalos y muestras gratuitas.



Muchas gracias por los comentarios :).




Image and video hosting by TinyPic

You Might Also Like

0 comentarios

Quizás te interese también:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...