CONSEJOS PARA FOMENTAR QUE LOS NIÑOS LEAN EN VERANO

lunes, agosto 20, 2018

Buenas Secret Adict@s,

Sé que estamos en verano, que los niños sólo quieren disfrutar en la piscina o en la playa, de los amigos, jugar sin parar, pero también es un buen momento para que se fomente la lectura. Muchos niños sin decirles nada son capaces de coger un libro o un cuento y ponerse a leer, pero otros no tanto y les cuesta. ¿Por qué puede ser? En mi opinión y lo digo desde mi punto de vista, que:

1. El momento de la lectura no es la idónea.
2.Los libros o cuentos que se les compra no son acorde a sus edades.
3. No les motiva el momento leer, les parece un rollo, nadie se sientan con ellos para explicarles lo divertido que es ese libro o ese cuento.
4. Libros o cuentos con pocos dibujos, sólo letras y letras.

Y seguro que hay muchos más motivos por el que no leen. Por eso hay que aprovechar el verano para incentivarles, porque están menos cansados, ya que con la rutina de los colegios no hay tiempo para casi nada y cuando queremos que lean no lo hacen, porque no pueden ni con sus pestañas.

Hoy en día tenemos un amplio abanico de libros y cuentos, cada cual más emocionante y pienso que la literatura infantil ha avanzado muchísimo. Están los cuentos clásicos de siempre, pero cada vez más sacan libros y cuentos que atraen la atención de los más pequeños.



Lo digo por mi hijo y muchas veces me habéis oído hablar de ello. Llevo desde los 6 meses o así contándole cuentos. Tenemos una biblioteca en casa y es que le encantan y si fuera por él todas las noches le contaba 7 o más cuentos. Tiene sus preferidos, como todos los niños creo, pero de vez en cuanto intento comprarle un cuento porque quiero que ese gusto siga existiendo y que cada vez que se haga mayor sienta pasión por la lectura.

Alejandro está en una etapa que le gustan los cuentos de aventuras, los de preguntas ¿por qué?, cuentos curiosos, porque tiene mucha imaginación y yo creo que le viene de ahí, de tan pequeño estar todo los días leyéndole cuentos y mirad ahora, 4 años ya y tiene más libros que yo jejeje.

Le he cogido unos cuentos para empezar a enseñarle a leer, cuentos adaptados para él, para sus inicios, porque en el colegio el curso pasado empezaron con la lecto-escritura y le gusta. Ya os contaré cuáles le he cogido.

A los niños les encanta la curiosidad, así que vamos a dejar que aprendan y es que es importante que no pierdan ese gusto, ya que es importante para el adecuado desarrollo del hemisferio izquierdo, donde se estimula la lógica, la creatividad, la imaginación e intuición. Es importante no dejarlo de lado estos mese de verano, ya que eso conlleva un retraso a nivel de ortografía, comprensión, expresión oral, creatividad entre otras y eso se ve reflejado en el nuevo curso.

Desde la Fundación Jaime Alonso Abruña y la Academia Jaime Alonso nos presentan seis consejos útiles para que esta actividad se realice de la manera más natural y divertida posible.



Dar ejemplo
Ya sabemos que los niños suelen repetir lo que los adultos hace, así que vamos a darles ejemplo leyendo algún rato en casa, en la playa o en la piscina. Cualquier momento es bueno, para que vayan cogiendo ese hábito y ese gusto. Es importante que realicen lecturas tanto individuales como en conjunto, ya que les permite hablar sobre lo leído, conocer sus opiniones y crear un vínculo importante entre padres e hijos.

Tener un libro siempre a mano
En verano los días son largos y pasamos horas muertas sin saber qué hacer. Hay que terne a mano un libro siempre, uno que les guste mucho, que haya sido elegido por ellos mismos. Se puede hacer mientras se espera en un restaurante, antes de dormir la siesta o después de ver unos dibujos en la televisión.

Llevar libros temáticos
¿Os vais a la playa? O ¿preferís ir de campamento? Llevar, por ejemplo, un libro donde se hable de osos, montañas, ríos y fogatas permitirá que los niños se sientan más involucrados e identificados con lo que leen. Esto los motivará y aumentará su interés en la lectura. Además se podrá incentivar a que dibujen su parte favorita del libro y que os la describan. Todo esto para mantener la imaginación y la creatividad activa.




Incentivar el aprendizaje de palabras nuevas
El vocabulario es muy importante que lo adquieran desde que empiezan a hablar. Por eso una opción muy buena puede ser colocar en diferentes lugares de la casa pegatinas con nombres para que mejoren el léxico y también la ortografía. Les podemos ir explicando su significado y cómo se debe de utilizar esa palabra. Eso sí, hay que dejarles que vayan a su ritmo, sin ponerles límites de palabras ni nada, porque así será más productivo.

Leer en voz alta
Dejar que los pequeños lean en voz alta, le dará la posibilidad de mejorar sus destrezas lectoras. No tienen que ser necesariamente libros enteros, pueden ser secciones de algún periódico, una revista o una carta. Esto mejorará su atención, su pensamiento crítico, creativo y aumentará su curiosidad.

Dejar que exploren los libros
Cada niño tiene que ir a su ritmo, nada de meterles prisa. Que elijan un lugar donde leer, que puedan explorar a su gusto. Darles su espacio y que curioseen aquellos aspectos que les llame la atención puede ser el inicio para que ese hábito se convierta en rutina.



Impulsar la lectura en los niños durante las vacaciones es cuestión de imaginación e intensión por parte de nosotros como padres. Saber aprovechar cada momento de ocio es valioso para incentivar este importante hábito desde el cariño y la comprensión.

¿A vuestros hijos les gusta leer? ¿Son de los que les cuesta o simplemente cogen un libro y se ponen a leer?

Muchas gracias por los comentarios :).



Image and video hosting by TinyPic

You Might Also Like

0 comentarios

Quizás te interese también:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...