COLECCIÓN OTOÑO/INVIERNO 2019 BOBOLI, BILLIEBLUSH, BILLYBANDIT,BOSS, CARREMENT BEAU,CHLOE,DKNY, KARL LAGERFELD,LITTLE MARC JACOBS,TIMBERLAND,ZADIG&VOLTAIRE y EWA AND ME

Buenas Secret Adict@s,

Ay lo que me gusta a mí esta época del año, lo disfruto como si fuera una niña. No sé quien lo disfruta más, si mi hijo o yo jajaja. 

Ir a los centros comerciales con los villancicos, pasear por las calles y ver todas las tiendas decoradas, comer roscón.... ¡Cómo me gusta la NAVIDAD!

Seguro que ya estáis con los regalitos navideños y algo de ropa cae, especialmente para los más pequeños. Por eso, hoy os traigo un super artículo con un montón de ideas de firmas de ropa infantil, que alguna seguro se va a convertir en vuestra favorita :).

Voy a empezar con la firma BOBOLI, porque me encanta y es la que más ropa tengo para Alejandro. Siempre me ha gustado, porque es de lo más original, a los peques les encanta vestir a la última, con colorido, pero lo que más me gusta de esta firma es el tejido de cada prenda, es que se nota que utilizan buenos materiales y la ropa dura muchísimo.



Para este Otoño/Invierno, Boboli nos trae unos imprescindibles, como los cuadros de gales, estampados, la pana, el terciopelo y por supuesto, prendas de pelo que nunca fallan. También ropa deportiva, dándole el toque con sus mensajes en las camisetas. Tampoco pueden faltar prendas con lentejuelas, ya que se lleva mucho esta temporada y no sólo en niñas, también en niños.

Como novedad en la línea de niño, se presenta el jeans cinco bolsillos, que si mi hijo lo tiene, metería coches, porque lo de los coches es una obsesión ya jajaja. Camisetas con mensajes positivos; el pantalón cargo que está de regreso, en sarga de algodón, denim de punto o felpa. 







Para las niñas, los volantes que tanto les gusta, vestidos y blusas con mangas poco convencionales y con acabados acampanados. Los pantalones jogger vuelven a la carga con diferentes tejidos, además de siluetas oversized que siguen estando de tendencia. Y por último, la minifalda de pana, todo un must en el armario de las niñas.

Como he dicho más arriba, destaca los cuadros de gales en todas las líneas y diferentes estilos, así como el camuflaje, que se combina con renos para los más pequeños, con dragones para las niñas y el clásico renovado para los niños. Hojas, ramas y frutos del invierno, que conecten co la naturaleza; florales variados multicolor para las niñas y para los niños, estampados y gráficos muy city.







Destacan los juegos de texturas, relieves, acolchados y dobles telas; también el terciopelo, borreguito, tricotosas gruesas multicolor con pelo y finas con intarsias, mezcladas con hilos de lúrex y acabados laminados dorados, para darle un toque de elegancia y fantasía.

En cuanto a colores, de verdes a turquesas, al más puro estilo boboli, aunque también encontramos colores más cálidos como el tono arcilla, azules y grises, como no, el crudo para los más pequeños. 
Destaca para la línea Kids Niño, la combinación de negro y azul eléctrico con un toque de lima ácido. Para las ocasiones especiales, grises y negros con destellos de oro y plata, ideal para las fiestas. El clásico marino, mezclado con colores como el fucsia y verde clorofila entre otros.






La firma BOSS nos trae su colección SMART CASUAL, con prendas de ceremonia, trajes,camisas, acompañados de parkas, abrigos y pantalón chino para un look más arreglado. 

También vemos looks más deportivos y más urbanos y tejidos como el nylon, cortes ergonómicos, bajos con elástico, juegos mate/brillante con logotipos. 








La gama casual da un giro y metemos colores flash como el amarillo y el azul. Piezas resistentes al agua, técnicas y con efecto reflexit, rubber y softshell. Su famosa cazadora gris en total reflexit. 



Además BOSS arranca con el equipo Porsche en 2019 y es la ocasión perfecta de volver a hacer una cápsula FE (Formula Eléctrica). Y finalmente, presenta también edición cápsula de NAVIDAD con cuatro prendas: la GOLD CAPSULA, igual a la de adulto en tienda. En cuanto a la línea de chica (con 38 piezas) introduce más feminidad y más fluidez para su segunda temporada. Su target son las niñas de 12/14 años. Junto a los típicos vestidos polo de la marca, encontramos piezas en color block más fashion y piezas con detalles en plata más girly.


Las firmas BILLIEBLUSH y BILLYBANDIT nunca defraudan. Es unas de mis preferidas también, porque sus colecciones son muy divertidas, llamativas y eso a los niños les encanta. Esta nueva colección juega mucho con el animal print, ilustraciones de fantasía y bordados. 

En BILLIEBLUSH, la colección mezcla los animales domésticos (gatos y caniches), con los animales salvajes (guepardo y mítico unicornio), en ilustraciones de fotos y fantasía y estampados all over. Los rosas flúor y bahía y el azul real contrastan con el kaki, el gris claro y el azul marino clásico. Un plumas retro se versiona en moderno en oro y rosa. El nuevo must-have: la camisa en denim stretch, que se lleva de día con los pantalones twill multicolor y con una falda de tul para las fiestas. La cazadora reversible en denim crea un look de tendencia doble denim. Para la noche, las niñas llevan un vestido rosa de algodón brillante, bordado en su frontal con lentejuelas para aportarle un toque de luz. 









La colección BILLYBANDIT mezcla estilo sport, retro preppy y vintage para una colección práctica y cómoda. Dentro de los must have de la colección, un plumas ligero con capucha con efecto máscara muy Bandit es perfecto para la vuelta al cole, así como un plumífero gris con parches del espacio bordados en la manga es el mejor aliado de los pequeños astronautas ante el frío invernal. 

Las sudaderas con impresiones de ping pong y animales locos que viajan a otros planetas y una parka de lana con cuello de piel falsa se convierten ya en las piezas imprescindibles de la temporada. Los niños van de fiesta con un traje estilo vintage en pata de gallo fantasía, con ribetes naranjas en las mangas, toques rebeldes para los Billybandit.






La firma CARREMENT BEAU nos trae una línea con estampados florales, con impresos all over en blusas, vestidos y faldas, bordados y parches de felpa. Para los niños, el muletón y la franela, eso les abriga. No podía faltar los cuadrados, imagen de la firma, mezclada en todo los segmentos.

La parte más elegante también tiene cabida en la nueva colección, con prendas de ceremonia, muy chic a la francesa.Refinada y con elegancia, la línea está ilustrada con códigos de color clásico. Marino, azul pálido y blanco colorean las franelas y el micro-cuadro de las siluetas de los niños. Para las niñas, el forro de piel blanca y el jacquard floral, resaltado con un toque rojo y marino sobre los vestidos de pana.






En cuanto a los colores, el burdeos, el verde y el rojo llegan para cambiar el guardarropa. Para el niño, Carrément Beau continua adaptándose a la tendencia del logotipo en relieve sobre jerséis de punto, bordes elásticos o plumas… La línea de punto se enriquece con puntos de fantasía o en juegos de mangas y de rayas. Una propuesta casual chic se invita a la colección con una chaqueta milano perfecta, combinada con el icónico "chino" en color cappuccino. Y es que los verdes y cappuccino vienen a "descolocar" el vestuario de los chicos. El unisex de esta temporada apuesta por un jersey con logotipo Carrément Beau, una sudadera de color crudo con parche de lana o una franela a cuadros.

En cuanto los zapatos, la colección se amplía para proponer 25 modelos: botines, bailarinas, botas o derbies. Todos son de cuero liso, laqueado con aplicaciones metálicas envejecidas o en oro rosa.





Otra de las características que diferencia a Carrément Beau es su línea exclusiva de ropa dedicada al bebé. Esta colección poética de unas cien piezas, disponible desde la talla 1mes hasta los 3 años, y trata con suavidad los atemporales de la marca: las rayas, los cuadros, los lunares y los estampados florales. Esta temporada, la firma propone cuatro conjuntos en caja de regalo: de día, de noche o para el baño. Y la línea de recién nacido con una oferta completa de punto, mantita, patucos, gorrito,pantalón o chaqueta,para abrigarles.




¿A quién no le gusta la firma CHLOE? Me parece de lo más cálida esta colección, como muy especial, siempre me lo ha parecido. Una colección inspirada en París, muy bohemio y chic, con piezas de espíritu libre y prendas denim combinadas con tops atemporales.

Desde las sudaderas bordadas con estampado de caballos a las sneakers Sonnie y las botas Rylee, la mayoría de las piezas se han adaptado a pequeña escala para llevar a diario. El look incluye vestidos fluidos y plisados con flores de guipur o lazos; blusas de cuellos ondulados con llamativos estampados geométricos; y un vestido en silueta trapecio estampado con flores que interpretan el trabajo artístico de Rithika Merchant.





Bordados enriquecidos con abalorios y lentejuelas doradas, junto a brillantes acabados metálicos que añaden un ornamento extra especial a los modernos tops y vestidos. Mientras, los cuadros y las rayas aportan un genial contraste y los abrigos dan un a cada look un toque contemporáneo, donde los diseños en lana italiana dan un giro adelante como trench asimétricos o capas de lana o una chaqueta bomber de pelo sintético.   

A través de la mezcla de prendas más o menos arregladas, la niña Chloé encuentra incontables formas de mostrar su estilo: sus jeans bicolores, pitillos o acampanados con detalles en la cremallera, combinados con blusas femeninas o un cárdigan casual. El logo Chloé enmarcado con líneas y franjas, aparece sobre una chaqueta con capucha, unos leotardos, una mochila, unos calcetines y unos gorros con pom pom. Otro motivo definitivo es el arabesco C, que juega con varios tonos en degradado. Por otra parte, el emblemático símbolo del caballo sobre dos patas aparece en innumerables formas y tamaños, pixelado sobre un vestido en denim, con acabado cobre sobre una sudadera o bordado sobre un abrigo o chaqueta. Este símbolo imperecedero expresa la vibrante esencia inherente a todas las niñas Chloé.







DKNY nos trae una colección muy sport y streetwear, muy innovadora con siluetas monocromáticas y modernas, con colores muy vivos y metálicos. 

Retomando el espíritu de las colecciones de mujer, la línea de niña experimenta con colores y materiales como pelo sintético en rojo, naranja y rosa oscuro, irisados o un jersey dorado. Para las deportistas, un vestido sweat en color block monocromo se mezcla con leggings de nylon técnico y un gorro de punto con logotipo bordado para un revival 90's. La junior con espíritu valiente se atreve con un vestido de pelo negro, también con un estampado allover de cuadros, inspirado en la tendencia "motocross" sobre un vestido con capucha y un jersey. 




El imprescindible es un plumas reversible en morado irisado y dorado retro, el tono perfecto para las fiestas, en combinación con un vestido irisado con franjas DKNY que introduce el sport al disco. En cuanto a los niños, el vintage sportswear se actualiza con grandes logotipos y colores realmente 90's. El rojo vivo y el amarillo flúor destacan junto al gris claro y el denim antracita, los niños se armonizan con las niñas con camisetas y sudaderas en rosa oscuro. Un corta-viento "color-block" de espíritu vintage mezcla funcionalidad y tendencia. 

Dentro de los must-have están las piezas procedentes del universo sport: una sudadera roja con el mensaje de la temporada «#NYMADEME», se alía con un chándal slim con detalle en los laterales, y un jersey debajo a conjunto con una camisa de denim con estampado de micro cuadros all over. La pieza estrella de la temporada: el plumas sin mangas resistente al agua con detalle en jacquard de logotipo.





La colección de Karl Lagerfeld Kids se apropia las señas de identidad y éxito de la marca: Kréatif, Ikonique, Kool y Akcessible. Una colección sport chic, mezclando el blanco y negro con colores pop para homenajear a Karl. Las piezas icónicas son revisitadas (perfecto, camiseta blanca, slim negro) y los esenciales son sublimes. Un pizca de humor y el toque cool son añadidos por la pícara Choupette y su Bad Cat en los grafismos. Volvemos a encontrar logotipos customizados, bandas, parches, bordados de lentejuelas y acolchados, presentes en todos los looks Mini-Me. 

El vestuario GLAM ROCK para nuestras chicas está teñido de negro, plata y rojo vivo, único color pop. La cazadora perfecto es roja, el pitillo negro se viste con una trenza de perlas plata y la camisa blanca es oversize. Los parches bordados de lentejuelas y perlas, las mangas con caída a franjas y el muletón con hilo de lúrex plata son como armaduras que protegen a las niñas, ofreciéndoles propuestas perfectas para las fiestas. 





Nuevas prendas más cotidianas de tendencia, como la falda con pliegues en print metalizado, se combinan con los básicos, para unos pequeños looks perfectos y muy girly. El segundo tema ROMANTIC SPARKLES introduce el rosa pálido como segundo color pop y celebra el romanticismo. Las niñas adoran el vestido plisado con volantes, las piezas all over de lentejuelas, los bordados, el abrigo largo muy suave en falsa piel… a conjunto con slippers plateados "mini-me". Tampoco se olvida el tweed en esta colección, al incluirse en algunas piezas como el teddy o el short, combinado con una banda elástica para un aire más sportswear. La chaqueta acolchada “is back” en versión corta con capucha. 

Para los chicos, Karl Lagerfeld Kids despierta el BAD BOY que duerme en ellos. El athleisure y el casual chic son el tema central de la colección. Como en la colección de niña, la idea es dar un aire nuevo a las piezas icónicas, incorporando novedades como la chaqueta acolchada de estilo caza. Las prendas con logotipo están en primera línea: chaquetas, sudaderas, camisetas… El segundo tema WORKING BOY es más estudiado y casual. La elección del azul como único color pop dinamiza las siluetas. El denim azul sobre las mangas hace las prendas más cotidianas. En las camisetas, los tintes con relieve y el efecto reflexit aportan un toque de modernidad a la colección. La línea de accesorios está siempre muy presente y es reflejo de las colecciones de adultos.






Para el otoño-invierno 2019, MARC JACOBS nos lleva por los caminos del Pop, la cultura y el movimiento arty, siempre con mucho color y lleno de humor. La colección de niña es muy femenina y alternativa, apoderándose del espíritu Pop con estampados e ilustraciones en colores vivos como el rojo, el azul cargo y el crudo, con toques de morado y coral flúor. El leopardo all over, revisitado en rojo para una falda femenina, en combinación con una sudadera azul cargo salpicada de “Daisy” en dorado. La parka kaki estilo militar con forro interior en rojo completa la silueta. Una camisa estampada de leopardo all over bajo una sudadera negra con logotipo de perlas doradas para un toque de lujo. El denim propone un vaquero con botones Daisy y una falda con serigrafía de Miss Marc. 







El espíritu punk se revela sobre los vestidos de cuadros fucsia y rojo. Un abrigo reversible mezclando cuadros con forro interior aporta un toque más cálido al conjunto. Igual, el Daisy presenta su nuevo look punk en negro y oro. Para las noches de fiesta, las niñas brillan con un vestido bicolor de lentejuelas con el logotipo sport de Marc Jacobs. El vestuario de niño está compuesto por piezas cool y street style en tonos amarillo dorado, azul oceáno y rojo vivo en contraste con azul marino y crudo. Para un toque urbano, la chaqueta de nylon en color block con grandes bolsillos se une a una sudadera de muletón amarillo con marcado espíritu vintage y a un vaquero con bandas laterales impresas. 

Dentro de los must-have de la colección, un pluma reversible con franjas estampadas con logotipos se combinan con un jersey con parche de Marc Jacobs o un chándal con el logotipo en la manga. Los pequeños Punks llevan una sobrecamisa de cuadros en rojo, azul y amarillo con camiseta con ilustraciones de cómic. Las siluetas se componen de prendas que mezclan el chic y el cool: una bomber reversible de lana sherpa con mangas de cuero junto a un vaquero gris piedra con graffiti impreso. Para rematar el vestuario, un traje de pana y una camisa Oxford con bordados fantasía en el cuello son imprescindibles para las grandes ocasiones. Unas sneakers altas en cuero negro le aportan un aire más rebelde a Marc.






La colección Timberland otoño-invierno 2019 presenta un universo athleisure, pero que conservando la auténtica esencia de la marca. Cortes fit y urbanos, materiales técnicos, branding moderno, logotipos XXL... Timberland se mantiene fiel a su herencia, revisitándola. La temporada se abre con un tema deportivo en una cromática de negro, gris y colores eléctricos: naranja y azul. Sudaderas, plumas de nylon, chándal en neopreno, camisa de cuadros en tintes de grises… Timberland se deja llevar por el revival de los 90´s. Un segundo tema más outdoor y casual, juega con colores más cálidos como el amarillo Yellow Boot, un rojo profundo y un toque de navy. La pieza imprescindible de este tema, un plumas largo con capucha azul índigo, de plena tendencia. 





También una sudadera de muletón con logotipo XXL en los colores de la colección (Kaki, índigo y negro). En primera línea en innovación, los modelos emblemáticos se definen de nuevo para crear piezas de estilo relajado y tendencia que apuestan por la durabilidad. Flechazo seguro el plumas sin mangas bi-materia y sus parches al estilo sherpa. Destacan la camisa en denim bruto y el teddy de lana a cuadros con detalles en chambray. 

La calidad, el confort y la calidez son cualidades imprescindibles en las prendas para afrontar el invierno, como un cárdigan muy abrigado o una maxi parka resistente al agua, apuesta segura con cualquier clima. La novedad, una parka en camuflaje que se combina con un sudadera rosa viejo. El estampado de camuflaje aporta un aire militar a looks de los adolescentes. La icónica Yellow Boot celebra su 45 aniversario y se deja ver en numerosas impresiones gráficas sobre las prendas. Como conservador del Planeta, Timberland se esfuerza de manera continua en fabricar ropa de manera responsable con sus líneas de algodón biológico. Timberland, una marca auténtica y duradera.






Para este invierno, las colecciones Kids giran en torno a la temática militar, el cachemire, el denim, la clásica marinera y el cuello tunecino. Los all-over, dibujos, personalizaciones y parches se han inspirado en la colección de adulto, por lo que es una verdadera colección MINI ME, al 95%. Los niños llevan parkas como sus padres y algunas de ellas son mixtas. Para los chicos, siguiendo los pasos de la colección para hombre, se presenta un nuevo VOLTAIRE donde el street style está muy integrado y el eslogan "BOYS CAN DO ANYTHING" encuentra su sitio. 

El print de bandana se imprime sobre una sudadera y las cálidas prendas se doblan al estilo sherpa. El must del desparpajo de la marca es la camiseta "Oh shit" que se perfila como bestseller. También está muy marcado el tema ARTY, como guiño a Thierry Gillier, fundador de la marca ZV y ferviente coleccionista. El ambiente es muy "ruta 66", Harley Davidson y, como siempre, un punto Rock&Roll con las guitaras. 






Para las chicas, el tema WILD nos hace cruzar los Estados Unidos. Los tres print de la temporada son: un estampado de cebra oversize impreso all over sobre una parka y una falda. El LOVE en strass con aire degradado. Y el escudo de ZADIG, tratado en ORO y ROSA para esta temporada. Las camisas blancas victorianas vienen a relajar al toque rock de la colección. Se reconoce el conjunto mecano azul de la colección de mujer y el look a lo Michael Jackson, con pantalón slim negro corto y camiseta blanca, muy en boga por la actual exposición sobre el artista en el Grand Palais de París.





Ewa and me presenta su nueva colección otoño/invierno 19 para la próxima temporada, inspirada en dos temáticas que se fijan en otras décadas como referencia, pero con un estilo actual y renovado: "90's High Schoolers" y "Back to 70's".
En su línea "90's High Schoolers", Ewa and me propone prendas más deportivas y urbanas, con diseños gráficos en colores básicos y primarios, como rojos, amarillos, negros y blancos.

Para esta tendencia, Ewa and me se fija en cómo se vestían las madres de las teens de hoy cuando eran ellas las adolescentes, reinventando prendas y diseños que recrean el vestuario de las chicas de los noventa 


Vestidos de tirantes a flores o cuadros con camisetas por debajo, camisas de cuadros de ajedrez atadas a la cintura (para llevar por encima de unos vaqueros con una camiseta de su grupo favorito y unas Dr. Martens), minifaldas trapecio con tops cortos y ajustados o faldas peto con prendas de punto XXL, combinadas con sudaderas de felpa con alusiones a sus series favoritas como "Stranger things" o a Netflix.





Mientras, en su línea "Back to 70's", de clara inspiración retro, Ewa and me propone siluetas y 

colores más femeninos. Con el guardarropa de las adolescentes de los 70 como referencia, Ewa and me propone looks retro con un twist de modernidad, en una paleta que mezcla tonos dulces y quemados.

Los pantalones de campana y las rayas vintage se combinan con prendas 100% actuales, que reflejan las tendencias preferidas por las chicas de hoy, como las ilustraciones con mensajes positivos para el día a día. Para completar el total look, no pueden faltar unos calcetines a la rodilla con rayas deportivas y unas "ugly sneakers" de suela muy gruesa.




¿Qué tal te parecen las colecciones? Muchas gracias por los comentarios :).




Publicar un comentario

ALPARGATAS VIDORRETA

ALPARGATAS VIDORRETA
COMPRA TUS ALPARGATAS VIDORRETA AQUÍ

Asesoría de Imagen

Salud con Boiron

Mima tu cabello

Tratamientos capilares

Promociona tu marca con FlexiblePlaces

Di la hora con Button Watch

Mis pequeños secretos