¡VIVA EL COCIDO DE MARIUCA!

lunes, febrero 10, 2020

Buenas Secret Adict@s,

¡Ya es viernes! Ah no, que estamos a martes, pero es que todavía sigo relamiéndome de la comida del viernes y es no es para menos. Yo es que soy de comer, de comer bien claro está y es que si me dicen entre elegir un buen cocido y un buen plato de pasta, pues elijo el cocido, como buena madrileña que soy.

Lleva muy poco abierto, hace apenas unos meses MARIUCA ha llegado a Pozuelo (Madrid) para deleitarnos con su cocina y con unos platos de lo más exquisitos. Ya sabes que la buena cocina conquista no solo el paladar, si no también el estómago y cuando te ponen un plato que está bueno no, exquisito, no hay quien se resista a volver. Esto mismo me ha pasado con Mariuca.

El viernes pasado, junto a grandes periodistas y del mundo de la gastronomía, pudimos degustar un buen cocido madrileño. Lo tenía todo, su sopa de fideos, garbanzos, repollo, carne, morcillo, chorizo, morcilla... De pensarlo se me vuelve a hacer la boca agua. Estaba tan bueno y es que nunca había probado un cocido tan bueno. Sin duda, salimos muy satisfechos, un placer.









Todo esto ha sido posible gracias a Luis Moreno, empresario y propietario del restaurante y desde siempre le ha gustado el mundo de la cocina, los aromas, los sabores y los colores de cada uno de los ingredientes de los platos. Posee otro restaurante, "Casilda" que se encuentra en Valdemoro, muy cerca de mi casa, el cual me lo apunto para ir :).

Un local muy acogedor en cuanto entras y separado en dos zonas. Por un lado, la barra y mesas altas, para picotear algo de raciones, un picoteo rápido, de aperitivos con familia o amigos y por otro lado, la sala (capacidad para unas 90 personas), pensada para disfrutar plenamente de su carta. Digo lo de muy acogedor, porque sus mesas son espaciosas, no como en otros restaurantes que estás pegado a la mesa de al lado, todo bien cuidado, mantelería de hilo, cálidas tapicerías, muy coloridas y alegres y detalles cuidados hasta el extremo, donde sentirse cómodo durante la comida.

Para esos días soleados o que no hace mucho frío, cuenta con una terraza en una calle peatonal, donde uno también puede degustar su gastronomía.

Nosotros degustamos su plato estrella, el cocido,pero también encontramos recetas con una materia prima excepcional y guisos muy trabajados, dirigidos por el chef Manuel Verá (con experiencia profesional en La Hacienda en Valencia, Fox y Grupo José Luis en Madrid). Cuenta con un gran servicio profesional en sala, dirigido por Abdul Ahbetiy, melillense afincado en Madrid, con muchos años de experiencia, haciendo que cada cliente se sienta como en casa, para que esté lo más satisfecho posible.

Como el cocido es un plato potente, escogimos para degustar de primero una crema de champiñones con unos picatostes, que estaba muy jugosa, muy rica. Para abrir apetito no está nada mal. Por otro lado, en la carta como recomendación se puede degustar productos de primera calidad y cocina tradicional como una buena cecina de León, ensaladilla rusa, callos a la madrileña, mollejas de cordero salteadas o anchoas de Santoña, entre otros.







¿Más? Claro que sí, como arroces, pescados, carnes, productos de la huerta, destacando pescados como los chipirones "a lo pelayo", que están salteados a la planta con crujiente de cebolla; merluza y bacalao con sus diferentes versiones; kokotxas y un atún rojo "estilo Mariuca", que se ha convertido en el plato estrella de los clientes y el cual la próxima vez que vaya tengo que probar, porque soy una fanática del atún, al igual que mi marido. Hay que hacer hueco, porque esto no termina y es que no se puede decir que no a unas buenas almejas al horno con ajos confitados o una buena gamba (roja o blanca, ambas están para chuparse los dedos).

Tengo que reconocer que soy tanto de pescado como de carne. Lo único que para las comidas soy más de carne y para las cenas, algo más ligeras elijo pescado, por el tema de la digestión, pero claro está, si me ponen una buena carne no me puedo resistir. Tanto como un buen chuletón de rubia gallega, unos dados de solomillo o los asados y bueno, rabo de toro o perdiz en escabeche, que madre mía. ¡ES QUE COMER ES UN PLACER!









Entre semana, se puede degustar platos de cuchara y cada día tienen un plato diferente. Los lunes, lentejas caviar estofadas; los martes, alubias de Tolosa "con sus sacramentos"; los miércoles, cocido madrileño; los jueves callos a la madrileña y los viernes arroz al caldero. Madre mía, voy a tener que ir cada día para probar todo jeje. 

La guinda lo pusieron los postres, donde nos trajeron una selección de sus postres, tarta de queso, brownie, tarta de manzana, de zahahoria... No se puede decir que no al postre, siempre hay hueco aunque no quepa nada más, ¿verdad?



Mariuca se encuentra en C/París 10, semiesquina con C/Francia 9 en Pozuelo de Alarcón, Madrid. 
Precio medio en barra: 20-25€
Precio medio restaurante: 40€



Muchas gracias por los comentarios :).























You Might Also Like

0 comentarios

Quizás te interese también:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...